“La profundidad de una foto es inversamente proporcional a la distancia entre las personas situadas delante y detrás de la cámara“

“La profundidad de una foto es inversamente proporcional a la distancia entre las personas situadas delante y detrás de la cámara“

“La profundidad de una foto es inversamente proporcional a la distancia entre las personas situadas delante y detrás de la cámara“

“La profundidad de una foto es inversamente proporcional a la distancia entre las personas situadas delante y detrás de la cámara“

“La profundidad de una foto es inversamente proporcional a la distancia entre las personas situadas delante y detrás de la cámara“

Slider

Tengo una opinión muy personal sobre el desnudo artístico y esto se debe a las circunstancias en las cuales descubrí esta disciplina.

Estaba viviendo en una isla paradisiaca del océano índico. Ni siquiera era fotógrafo. Era un aficionado esporádico. A veces salía por ahí con un amigo para sacar algunas fotos chulas de paisajes, y poco más. Un día ese amigo me ilusionó con la idea de montar un estudio de fotos que nunca vio la luz, pero me dejó entre los brazos todo un material de iluminación para estrenar. Muy motivado, convencí a mi pareja de posar para mi y el único “estudio” que encontré era una pequeña torre abandonada cerca de una playa. A pesar de la humedad, del calor y del polvo, esta experiencia fue una revelación. Dos meses después, aparecía por primera vez en una revista y exponía 5 de mis cuadros en un evento. No era una galería de arte ni de lejos, pero para mi ya era mucho honor. Pocos meses después, decidimos dejar atrás la vida que teníamos y volver a Europa para que yo pueda realizarme como fotógrafo de desnudo artístico. Fue un salto al vacío, el abandono de una zona de confort para crear una nueva vida alrededor de mi pasión.

Desde el principio, no sabía mucho sobre esta disciplina, no tenía la influencia de otros fotógrafos famosos o no, porqué en realidad no conocía a ninguno de ellos. Esto hizo que empecé en este arte sin influencias notables y que me desarrollé solo. Esto no quiere decir que yo tenga una visión y unos códigos únicos, pero significa que llegué a ellos por mi propio camino. Esto ha sido una buena cosa para mi.

Más que unas simples fotos

Mi opinión sobre el desnudo artístico es que tiene que demostrar una intención. El cuerpo femenino es una maravilla, pero el artista tiene que ir mucho más allá de la simple exposición de un cuerpo si quiere que su foto tenga interés. Una foto de desnudo artístico adquiere su valor cuando consigue provocar una emoción o transmitir una idea. La maravilla ocurre cuando la fotografía va más allá de las curvas para hablar de quién eres. Una fotografía que te desnuda para contarte de esa manera adquiere un significado profundamente simbólico, y nunca podrás cansarte de ella. Los demás verán un trabajo muy hermoso, mientras que tu notarás en tus fotos más de lo que los ojos pueden contemplar.

Eso es lo que yo hago.

¿Lista para comenzar?

Como fotógrafo, puedo solo atender a un número limitado de clientes, entre 8 y 10 por mes, para asegurarme de que puedo ofrecer un servicio excelente y el más personalizado. Para obtener más información sobre mis sesiones y mis fechas en tu región, te invito a ponerte en contacto conmigo.

¿Quieres saber más?

Haz clic en el botón para saber más sobre lo que puedo hacer para ti

Pulsa aquí

Tengo una opinión muy personal sobre el desnudo artístico y esto se debe a las circunstancias en las cuales descubrí esta disciplina.

Estaba viviendo en una isla paradisiaca del océano índico. Ni siquiera era fotógrafo. Era un aficionado esporádico. A veces salía por ahí con un amigo para sacar algunas fotos chulas de paisajes, y poco más. Un día ese amigo me ilusionó con la idea de montar un estudio de fotos que nunca vio la luz, pero me dejó entre los brazos todo un material de iluminación para estrenar. Muy motivado, convencí a mi pareja de posar para mi y el único “estudio” que encontré era una pequeña torre abandonada cerca de una playa. A pesar de la humedad, del calor y del polvo, esta experiencia fue una revelación. Dos meses después, aparecía por primera vez en una revista y exponía 5 de mis cuadros en un evento. No era una galería de arte ni de lejos, pero para mi ya era mucho honor. Pocos meses después, decidimos dejar atrás la vida que teníamos y volver a Europa para que yo pueda realizarme como fotógrafo de desnudo artístico. Fue un salto al vacío, el abandono de una zona de confort para crear una nueva vida alrededor de mi pasión.

Desde el principio, no sabía mucho sobre esta disciplina, no tenía la influencia de otros fotógrafos famosos o no, porqué en realidad no conocía a ninguno de ellos. Esto hizo que empecé en este arte sin influencias notables y que me desarrollé solo. Esto no quiere decir que yo tenga una visión y unos códigos únicos, pero significa que llegué a ellos por mi propio camino. Esto ha sido una buena cosa para mi.

Más que unas simples fotos

Mi opinión sobre el desnudo artístico es que tiene que demostrar una intención. El cuerpo femenino es una maravilla, pero el artista tiene que ir mucho más allá de la simple exposición de un cuerpo si quiere que su foto tenga interés. Una foto de desnudo artístico adquiere su valor cuando consigue provocar una emoción o transmitir una idea. La maravilla ocurre cuando la fotografía va más allá de las curvas para hablar de quién eres. Una fotografía que te desnuda para contarte de esa manera adquiere un significado profundamente simbólico, y nunca podrás cansarte de ella. Los demás verán un trabajo muy hermoso, mientras que tu notarás en tus fotos más de lo que los ojos pueden contemplar.

Eso es lo que yo hago.

¿Lista para comenzar?

Como fotógrafo, puedo solo atender a un número limitado de clientes, entre 8 y 10 por mes, para asegurarme de que puedo ofrecer un servicio excelente y el más personalizado. Para obtener más información sobre mis sesiones y mis fechas en tu región, te invito a ponerte en contacto conmigo.

¡Regálate algo especial!

Haz clic en el botón para entrar en contacto conmigo y pedir todas las informaciones que necesites

Pulsa aquí

Tengo una opinión muy personal sobre el desnudo artístico y esto se debe a las circunstancias en las cuales descubrí esta disciplina.

Estaba viviendo en una isla paradisiaca del océano índico. Ni siquiera era fotógrafo. Era un aficionado esporádico. A veces salía por ahí con un amigo para sacar algunas fotos chulas de paisajes, y poco más. Un día ese amigo me ilusionó con la idea de montar un estudio de fotos que nunca vio la luz, pero me dejó entre los brazos todo un material de iluminación para estrenar. Muy motivado, convencí a mi pareja de posar para mi y el único “estudio” que encontré era una pequeña torre abandonada cerca de una playa. A pesar de la humedad, del calor y del polvo, esta experiencia fue una revelación. Dos meses después, aparecía por primera vez en una revista y exponía 5 de mis cuadros en un evento. No era una galería de arte ni de lejos, pero para mi ya era mucho honor. Pocos meses después, decidimos dejar atrás la vida que teníamos y volver a Europa para que yo pueda realizarme como fotógrafo de desnudo artístico. Fue un salto al vacío, el abandono de una zona de confort para crear una nueva vida alrededor de mi pasión.

Desde el principio, no sabía mucho sobre esta disciplina, no tenía la influencia de otros fotógrafos famosos o no, porqué en realidad no conocía a ninguno de ellos. Esto hizo que empecé en este arte sin influencias notables y que me desarrollé solo. Esto no quiere decir que yo tenga una visión y unos códigos únicos, pero significa que llegué a ellos por mi propio camino. Esto ha sido una buena cosa para mi.

Más que unas simples fotos

Mi opinión sobre el desnudo artístico es que tiene que demostrar una intención. El cuerpo femenino es una maravilla, pero el artista tiene que ir mucho más allá de la simple exposición de un cuerpo si quiere que su foto tenga interés. Una foto de desnudo artístico adquiere su valor cuando consigue provocar una emoción o transmitir una idea. La maravilla ocurre cuando la fotografía va más allá de las curvas para hablar de quién eres. Una fotografía que te desnuda para contarte de esa manera adquiere un significado profundamente simbólico, y nunca podrás cansarte de ella. Los demás verán un trabajo muy hermoso, mientras que tu notarás en tus fotos más de lo que los ojos pueden contemplar.

Eso es lo que yo hago.

¿Lista para comenzar?

Como fotógrafo, puedo solo atender a un número limitado de clientes, entre 8 y 10 por mes, para asegurarme de que puedo ofrecer un servicio excelente y el más personalizado. Para obtener más información sobre mis sesiones y mis fechas en tu región, te invito a ponerte en contacto conmigo.

¡Regálate algo especial!

Haz clic en el botón para entrar en contacto conmigo y pedir todas las informaciones que necesites

Pulsa aquí